Llevamos la negra

…o cómo se diga, que una ya no sabe como decir las cosas para no ofender.
Menudo mes de mierda, vaya.
Y no es que quiera que mi blog sea una extensión de Twitter (si, eso de lo que todo el mundo habla AHORA) pero ahi ya me he cagado en la puta con respecto a este asunto que comento.

Osea, si, tuve una semana en A Coruña INOLVIDABLE, es lo único que se salva de este mes, pero echando la vista atrás…

El Roger se pilla un iMac pepinaco en la Fnac y…PAM!!, dos meses después petada del disco duro. Nadie sabe como ha sido, pero como viene de fábrica…
A las 2 semanas, qué diréis que petó?? SIIII!!! el disco duro externo donde Roger metía sus cosicas para cuando su ordenador petase!!!! Premio gordo y Bingo, tooodo a la vez y sin cámaras ocultas. El destino de éste aún no se ha decidido, de momento supongo estará en Casa Lacie o en camino.

En fin, las cosas son asi, y claro, lo único que quiere uno es volver a su rutina y tal…y cuando uno va a calentarse la leche…CHAN!!! descubre que el puto microondas ha decidido cantar el adiós a la vida!! así! si más!

A esa lista de infortunios y putadas varias podríamos añadir la lámpara de IKEA que tenemos jodida para cambiar, la mitad de caldera que tuvieron que cambiarnos, los 4 días sin agua caliente que tuvimos porque se nos bloqueó la caldera y no había dios que adivinase como leches desbloquearla…

Ahora va y resulta que no encuentro la CARTILLA VETERINARIA de mi peeeeeerra!!! copón bendito!!! ¿¿¿Que he hecho yo para merecerme esto??? Ah si! y mi dolor de mandibula, que volvió ayer para amenizarme la semana…

Que venga alguien y me limpie el karma o lo que sea que debo tener podrido, porque vamos….